Bankia condenada por daños psicológicos por al vender preferentes

Bankia condenada por daños psicológicos por al vender preferentes

La magistrada considera probado que la mujer que firmó las participaciones, de 65 años, sufrió daños morales graves al comprobar que no podría disfrutar de sus ahorros

» ver noticia completa en Cordópolis

La titular del Juzgado de Primera Instancia número seis de Córdoba ha condenado a la entidad financiera Bankia al pago de una indemnización a un matrimonio de la ciudad por la venta de participaciones preferentes. Según la sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, se declara la nulidad de unas participaciones preferentes condenando a la entidad a devolver su importe más los intereses. Sin embargo, el fallo (a la demanda interpuesta por el bufete Dueñas Rort Abogados) también condena a Bankia a indemnizar a los clientes por el daño moral sufrido (sufrimiento psíquico).

Según consta en la sentencia, la jueza condena a Bankia (antigua CajaMadrid) a pagar una indemnización de 6.000 euros a la mujer que suscribió las participaciones preferentes, de 65 años y sin estudios primarios, tras haber sufrido ésta un cuadro de ansiedad. La magistrada considera que esa patología procede de la venta de estas preferentes.

Los hechos juzgados ocurrieron en 2009 y en 2011. Según la sentencia, la mujer suscribió dos participaciones preferentes cuando pensaba que se trataba de un depósito a plazo fijo. El primero lo firmó en 2009 por 6.800 euros. El segundo, en 2011, por 5.800 euros. La jueza considera probado que la mujer sufrió un cuadro de ansiedad severo a causa de tomar conciencia de que no podría disfrutar de sus ahorros para su vejez. Por eso, impone una sanción de 6.000 euros a Bankia.


ASUFIN

Dirección letrada: Dueñas Ruart
Entidad: Bankia
Producto: Preferentes
Perfil: Minorista
PDF: S_160209_BANKIA_JPI6_CORDOBA_PREFERENTES_DANOS_MORALES_SIN.pdf

Sentencia: Indemnización por daño moral deuda subordinada

Sentencia: Indemnización por daño moral deuda subordinada

Hasta 5.000 euros de indemnización por daño moral. Es lo que recoge una innovadora sentencia de la Audiencia Provincial de Asturias en un caso de venta de deuda subordinada. La entidad condenada, Novacaixa Galicia Banco, deberá  devolver el dinero invertido y abonar además una indemnización por daños morales. La cliente, una mujer ovetense de 40 años, tuvo que recibir atención sanitaria por la angustia generada durante el proceso.

Su abogada, María Jesús Conde Jambrina, explica que es la primera sentencia que se dicta en Asturias por un caso de deuda subordinada que reconoce también una indemnización por daño moral. Los hechos juzgados se remontan a junio de 2005 cuando la afectada, una mujer de unos 40 años con residencia en Oviedo, firmó un contrato de deuda subordinada por valor de 85.800 euros que el banco se negó más tarde a devolver.

La sentencia de la Audiencia Provincial conocida ahora deniega el recurso de apelación interpuesto por Novacaixa Galicia Banco contra la decisión del juzgado de primera instancia que ordenó a la entidad a devolver la cantidad impuesta y abonar además una indemnización por daño moral.

El fallo define como daño moral el “impacto o sufrimiento psíquico o espiritual, impotencia o zozobra, angustia, trastorno de ansiedad, impacto emocional…” El tribunal recuerda que, en principio, no tiene cabida cuando las lesiones inciden, sobre bienes económicos, a menos que se demuestre que han influido de manera seria e inequívoca en la salud psíquica del demandante.

Los magistrados de la Audiencia ratifican la decisión del juzgado de primera instancia y recuerdan que el banco no solo se negó a devolver la cantidad invertida sino que amenazó a la cliente con desahuciarla de su vivienda. La mujer tuvo que ser derivada por su médico de familia y a un centro de salud mental para recibir asistencia psiquiátrica.